Blog

Las escaleras son elementos básicos para muchas labores en donde los riesgos son mínimos.

 

Las funciones móviles y prácticas que las caracterizan son fundamentales  para alturas de pocos metros.

 

Su uso como puesto de trabajo en altura mínima debe estar limitado a aquellos en los cuales no se requieran equipos como andamios, dado que son elementos esenciales por su facilidad de manejo y comodidad. Se deben utilizar cuando  no implique algún riesgo para los trabajadores y de igual manera tiene que cumplir parámetros de seguridad.

 

La recomendación fundamental es que cuando los trabajos a realizar en alturas exijan el uso de ambas manos por parte del operario, se requiera irreductiblemente el uso de andamios así como al estar a la intemperie o donde se dificulte asegurar las escaleras. Por tanto, para mayores elevaciones es necesario utilizar otros medios como son los andamios multidireccionales.

 

En el caso de actividades de rutina es preferible utilizar escaleras fijas, como para operaciones de encendido o manipulación de equipos eléctricos y accionamiento de pasos de agua ubicados en altura.

 

Correcta Utilización de Escaleras de Mano

  • Las escaleras de mano deben colocarse de tal forma que la estabilidad durante su uso este bien asegurada y apoyada. Siempre tienen que apoyarse en sus largueros y nunca en sus peldaños. Cuando se trate de suelos inclinados, se deben utilizar zapatas ajustables, de manera que los peldaños queden totalmente a nivel.
  • Las escaleras deben usarse suspendidas y han de fijarse de forma segura con excepción de las de cuerda, así no podrán deslizarse evitando movimientos de balanceo.
  • Previo al uso de la escalera es preciso asegurarse que tanto la suela de los zapatos así como los peldaños estén limpios, principalmente de grasa o elementos que sean deslizantes.
  • Para evitar el deslizamiento de los pies en las escaleras de mano, es importante fijar la parte superior o inferior de los largueros mediante un dispositivo antideslizante, en caso de no existir este dispositivo, se debe buscar algún punto de fijación.
  • Siempre que se escale o descienda por una escalera se debe hacer con el cuerpo mirando hacia la escalera y no de espalda a ella, solo así se permite que las dos manos puedan sujetarse con seguridad de los peldaños o los travesaños.
  • Cuando se esté utilizando la escalera el cuerpo debe estar dentro de los largueros y solamente puede ser usada por un solo operario, nunca por dos simultáneamente.
  • Cada vez que se esté subido en alguna escalera el trabajador debe tener un punto de apoyo y de sujeción seguro.
  • Las herramientas o elementos que se utilicen durante el trabajo mientras se está en una escalera, deben permanecer en un sitio diferente de la misma y nunca sobre los peldaños, es preferible utilizar alguna lona o bolsa que se sujete a ella, a la cintura del trabajador o colgada sobre los hombros.
  • Es extremadamente peligroso transportar materiales pesados o cargas grandes durante el ascenso o descenso por las escaleras.
  • Para trabajos en alturas donde se comprometa la seguridad del trabajador es obligatorio el uso de andamios.
  • Después del uso de la escalera es conveniente asearla como medida de precaución y mantenimiento evitando que se pequen residuos que hayan caído sobre ella. Su almacenamiento debe hacerse colgándola o recostándola verticalmente, jamás de forma horizontal.
  • Las escaleras sean de madera, aluminio o dieléctricas no deben dejarse a la intemperie.

 

 

 

 

7 Comments

Leave a Reply